Seguros educativos, ¿opción de regalo para este Día del Niño?


Ahorro

La adquisición de un seguro educativo podría ser un buen regalo para festejar a los pequeños del hogar en su día, el próximo 30 de abril, pues les garantizaría tener una preparación, al permitirles cursar una carrera universitaria sin contratiempos económicos.

Pero no creemos que debas llegar con el niño y darle un papel con muchas letras y decirle: “Toma, este es tu regalo, ahora ve a jugar”. Se trata de que el regalo lo valore justo cuando pueda hacerlo, al crecer.

De acuerdo con Seguros Monterrey New Yok Life, se estima que en México menos de 70% de los jóvenes de entre 19 y 23 años carece de una oportunidad para acceder a la educación superior, principalmente por motivos económicos.

Y para hacer frente dicha situación sugirió la adquisición de un seguro como SeguBeca, una cobertura de ahorro destinada para garantizar la educación profesional de los hijos, el cual permite a los padres formar un capital con esa misión.

Con este esquema, la empresa ya pagó más de siete mil millones de pesos para cubrir la educación profesional de cerca de 33 mil jóvenes a través de SeguBeca, destaca el director ejecutivo de Operación y Asuntos corporativos de Seguros Monterrey New York Life, Gustavo Cantú Durán.

Subraya que el seguro educativo es un aliado de los padres de familia, ya que les brinda la tranquilidad, toda vez que en caso de una invalidez total o de un fallecimiento, sus hijos tendrían un respaldo económico para alcanzar sus metas.

“El mejor momento para comenzar a ahorrar es cuando tus hijos acaban de nacer, ya que así tendrás más tiempo para cumplir tu objetivo y las cantidades que destines a su seguro serán menores, permitiéndote tener una economía familiar más sólida”, agregó el directivo.

La empresa ejemplifica que en el caso de una persona de 30 años que tiene un hijo de un año, podrá contratar un seguro educativo por 745 pesos mensuales, considerando una suma asegurada de 130 mil pesos, lo que significaría ocho mil 940 pesos al año hasta que el pequeño cumpla la mayoría de edad.

En tanto, una persona de 30 años con un hijo de 10 años, pagaría alrededor de mil 457 pesos mensuales durante ocho años, lo que implicaría una suma total anual de 17 mil 484 pesos.

La herramienta financiera también tiene el beneficio de ser un seguro de vida que en caso de fallecimiento o en caso de sufrir un incidente que impidiera que el padre o lo madre volvieran a trabajar, otorgaría una suma económica en ese momento.

Adicional a esto, una vez cumplidos los 18 años, los hijos recibirían el monto previsto para cubrir su educación, asegurando con esto que se cumpla con el compromiso que como padres se plantearon.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s