Cinco consejos para aumentar la memoria de tu smartphone

¡Muy bien! Recibiste en Navidad el Smartphone que querías. Ahora a saturar la memoria con memes, aplicaciones, videos y selfies. ¡Pero cuidado!, este tipo de contenidos y las aplicaciones pueden alentar tu aparato por muy novedoso que este sea.
Pero no hay que por qué preocuparse, ya que hay formas relativamente sencillas de aumentar la memoria del celular. Por eso te mostramos algunos trucos.

  1. Instala una tarjeta externa microSD

Lo más obvio del mundo, ¿no? Pero en ocasiones es en lo último que pensamos. Si tu smartphone tiene ranura para tarjetas microSD, entonces esta es una forma fácil de aumentar la memoria.
microsd
Aunque los teléfonos iPhone no cuentan con ranuras tarjetas, existen adaptadores externos que te pueden ayudar. Otras marcas que sí cuentan con entrada para tarjetas son: Samsung, LG, Sony y Huawei.
Consulta las especificaciones de tu teléfono para saber qué tipo de tarjeta es la más adecuada a tus necesidades.

El consejo: En Internet hay bastantes tarjetas falsas a la venta, así que hay que tener cuidado.

  1. Mueve apps, archivos, imágenes o videos a esa tarjeta

Una vez que instales tu tarjeta externa, deberás exportar tus archivos mediante alguna de las aplicaciones de explorador de archivos existentes.
Lo primero a tener en cuenta es que no todas las aplicaciones pueden ser transferidas a la microSD y algunos teléfonos no te permitirán hacerlo.
moverapps
Para transferir los archivos podrás utilizar una aplicación de explorador de archivos, que te ayuda a encontrar los que están almacenados en la memoria interna. Muchos smartphones Android vienen con una app ya instalada, pero no todos.
Estos exploradores de archivo suelen aparecer bajo el nombre de sdcard0, mientras que la tarjeta sd externa tiene el nombre de extSdcard.
Y, en muchos casos, los Android permiten transferir fotos, vídeos y audios a la tarjeta de una sola vez, a través del menú ajustes y la opción “mover archivos multimedia”. Otra forma de hacerlo es a través de tu PC o Mac.

El consejo: no actualices las aplicaciones a no ser que no quede más remedio, porque nuevos archivos suelen ocupan más memoria.

  1. Borrar los datos en caché de tus aplicaciones

A veces el problema no es que necesites más memoria, sino que debes limpiar la que ya tienes. Para eso, lo primero que debes hacer es borrar las aplicaciones que no utilices. Y luego asegurarte que las que sí utilizas no estén ocupando más espacio del que necesitan.
En Google Play hay distintas aplicaciones para limpiar la memoria en caché, pero a partir de la versión 4.2 de Android, por ejemplo, esto se puede hacer directamente desde los ajustes del sistema.
apps
Para hacerlo debes ir a Ajustes> Almacenamiento> Datos almacenados en caché, y borrar los datos.
Esto no afecta a las aplicaciones, sino que solo se borran archivos temporales.
El sistema operativo iOS solo permite borrar toda la aplicación y luego volver a instalarla, pero se puede utilizar una aplicación de limpieza, como Phone Clean, que escanea y limpia tu teléfono de la basura.

El consejo: Las apps van ocupando espacio con archivos temporales que se pueden borrar para liberar espacio.

  1. USB OTG y memorias inalámbricas

Los USB OTG son unos dispositivos que permiten usar el puerto USB del teléfono para muchas cosas, entre ellas conectar memorias portátiles. No todos los teléfonos aceptan OTG.
tarjeta
Otra opción es utilizar una memoria inalámbrica, que es lo mismo que una memoria portátil normal pero que se conecta a través del wifi. En ambos casos existen modelos que funcionan con los teléfonos iPhone.

El consejio: Para saber si lo hacen, puedes bajar la app USB OTG Checker desde Google Play.

  1. Utiliza el almacenamiento en la nube

La nube es un espacio de Internet donde puedes almacenar tus fotos, archivos, música, contactos, etcétera.
La ventaja de utilizar la nube es que nada de eso pesará en tu teléfono y que, además, desde la nuble puedes compartir esos archivos con quien quieras.
nuve
En la actualidad hay distintos proveedores de servicios en la nube. Algunos de los más usados son Google Drive, Dropbox, iCloud de Apple, Microsoft OneDrive o Amazon Cloud Drive.

Consejo: Recuerda no subir archivos de seguridad como claves o cuentas bancarias, así como fotos personales íntimas u otro material sensible.
jenifer-2

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *